Flotaban orgasmos bajo el sol ~
El capricho cotidiano de mi parte más idiota va implorando que mi tiempo se estanque acá y me deje en plenitud y libertad, porque no me gusta crecer desmedida y estúpidamente.
No al menos si carezco del estoicismo necesario para auto-ganarme la batalla y vencer el miedo.
Porque me da miedo todavía levantarme una mañana y estar demasiado segura de lo que vendrá en el futuro.

Muchas veces me la paso repasando las incontables veces que peleo contra lo que sé que es inevitable, o aquellas veces en las que retraso con actos inmaduros todo eso que sé que llegará tarde o temprano...

Pero por el momento prefiero ser esta desequilibrada y no el papel maduro que tendré que llevar a cabo el resto de mis días.