Flotaban orgasmos bajo el sol ~
Se despertó cuándo un brazo desconocido cruzo su cuerpo y miro el reloj: las 11. 
Tenía que arrancar aunque llevara una vida de mierda.
Se sentó en la cama y suspiró. 
Tanteo la mesa de luz, se prendió el primer cigarrillo del día
y al fin miro al extraño al lado de ella. 


"¿Así que ahora me acuesto con idiotas que se babean?"


Asumamos esta puta realidad: todos nosotros estamos muertos
y a nadie le importa un carajo.