Flotaban orgasmos bajo el sol ~
Mirar la tele me estresa. Enfrentar la realidad de un mundo enfermo me molesta. 
Es cómo si cada cosa fuese parte de un eterno legajo de vida. Cómo si todos tuvieramos que saber todo, incluso aquello que se hace en la intimidad. 
¿A quién le importa si una enana baila? Puede ser más grande que cualquier idiota que se ría de ella. 
Y si un gordo muestra su panza en televisión... Si Angelina Jolie es anorexica, o si Anabel Cherubito tuvo novia antes de tener novios...
Y en este mix de personajes sin igual, siempre queda alguien poca cosa con mentalidad de Troll que se ríe de aquellos que simplemente son humanos. Con sus defectos y virtudes, con su panza o su delgadez extrema, con su bisexualidad... O con su enfermedad. 
Esa gente que no entiende que no somos todos iguales, esa es la gente que deberíamos excluir. 
A esos imbéciles del noticiero que se ríen de los de cuestión de peso y después critican a Angelina Jolie por no comer. 
Maldita dicotomía de algunos seres humanos inútiles que solo saben juzgar a los demás. A aquellos que tienen distintas posibilidades, o sueños, o ideas. 
El mundo sería mucho más feliz sin todos estos malditos parámetros...
 SIN TANTO IDIOTA QUE SE CREE QUE LLEVA UNA BUENA VIDA, POR LLEVAR UNA VIDA NORMAL ATASCADA EN PRESIONES Y SITUACIONES DE MIERDA.