Flotaban orgasmos bajo el sol ~

Si todos actuáramos cómo chicos, el mundo, sería un lugar mucho mejor.
 Cuándo sos chico aprendes a reír, a respetar, a compartir, a ser agradecido, a prestar, a tolerar y a tener valores. Te enseñan a querer, te invitan a jugar. Vivís inventando utopías, construyendo realidades alternas.
 Una simple tarde, te sirve para hacerte un gran amigo que, aunque sólo te dure por un día, nunca te vas a olvidar. Sabes entretenerte con lo simple, con lo cotidiano. No conoces los vicios, no entendes las miserias de los adultos. No tenés noción de lo que es una rutina agobiante, fabricada simplemente para ir devorándose los sueños.
  
La sonrisa de un chico puede ser el alimento para el alma de cualquier adulto. Y a vos, que a lo mejor estás ahí… leyendo esto… si ves algún nene al que le robaron ese privilegio, al que la vida no le dio la oportunidad de gozar de esa hermosa etapa, no le niegues una mano. Todos merecemos tener a alguien que nos escuche, que nos vea, que nos ayude, que nos registre...
Los chicos merecen ser chicos. Y nosotros cómo adultos, de una manera u otra, deberíamos ayudar a que así sea.

¡FELIZ DÍA DEL NIÑO! ~