Flotaban orgasmos bajo el sol ~




El ser humano necesita atarse a las cosas 
Pero ni una cajita
ni un ticket, 
ni un diente. 
Nada, es una máquina del tiempo. 
Porque después de todo, 
los objetos nos remontan a lo único que existe en realidad,
lo que se ha guardado en nuestra cabeza..


Y al morir, eso que fuimos se viene con nosotros.
Esa nada que fuimos, esa nada a la que nos aferramos, 
para creer que todavía tenemos un poquito de algo.